645 782 916 - 976 24 29 89 info@aragonsingluten.es
Salteado de quinoa, típica receta con productos regionales

Salteado de quinoa, típica receta con productos regionales

– Por Marcela Korzeniewski

Este es el detalle para la preparación del salteado de quinoa:

Ingredientes:

Para 2.

1/2 taza de aceite vegetal.

1 cucharada de kion (jengibre).

4 dientes de ajo.

1/2 unidad de cebolla blanca.

200 gramos de setas.

50 gramos de quinoa negra.

100 gramos de quinoa blanca.

100 gramos de quinoa blanca frita .

100 gramos de jolantao (arveja china).

100 gramos de espárragos.

1 cucharadas de ciboulette.

1 cucharada de azúcar.

1 cucharadita de sal.

3 cucharadas de salsa de pescado.

Flor morada, cantidad necesaria.

Flor amarilla, cantidad necesaria.

Preparación:

Pelar y cortar el jengibre en tiras finas. Aplastar el ajo con la palma de la mano. Cortar la cebolla, el jolantao y los espárragos en juliana. Cortar la mitad del largo de los tallos de las setas. Granear la quinoa negra y blanca. Cortar los tallos de ciboulette en trozos de 2 centímetros de largo.

Mientras tanto, calentar aceite en un wok. Agregar el jengibre, el ajo y la cebolla. Saltear a fuego bajo por 30 segundos. Agregar las setas, las quinoas, subir el fuego, incorporar el jolantao y los espárragos. Continuar con el salteado por 1 minuto más. Agregar la salsa de pescado, el azúcar, sal, e incorporar la ciboulette antes de servir. Decorar con las flores comestibles.

Para “granear” la quinoa: lavar varias veces los granos de la quinoa, hasta que el agua salga limpia. Esto es fundamental para eliminar la saponina, una sustancia tóxica que contienen sus granos y que le da un sabor amargo. Luego, colocar el doble de cantidad de agua que de quinoa en agua hirviendo con sal y cocinar a fuego lento durante 18 minutos (la blanca) y unos 15 minutos más la negra. No debe sobrar agua, sólo se deben ver los granos separados.

La quinoa blanca frita se cocina en agua de acuerdo al procedimiento anterior. Una vez cocida, se deja secar al ambiente o en un lugar cálido hasta que quede dura. Luego se fríe en aceite caliente a 190ºC por 10 segundos.

Fuente: https://www.diariopopular.com.ar/cocina/salteado-quinoa-tipica-receta-productos-regionales-n319612

Receta taboulé trigo sarraceno

Receta taboulé trigo sarraceno

El Huerto de Lucas es un mercado y restaurante especializado en productos ecológicos, sin gluten, vegetarianos y libre de tóxicos. Es un referente en la capital española por su original propuesta gastronómica. Si no lo conoces aún, te invitamos a escuchar este programa de GastroRadio en el que Paloma Villaamil, directora de El Huerto de Lucas, habla de este proyecto.

Hoy queremos compartir con vosotros su receta de “Taboulé de trigo sarraceno”, ejemplo de su propuesta gastronómica en la que apuesta por los alimentos ecológicos y de primera calidad.

Ingredientes:

  • 200 gramos de trigo sarraceno (es un pseudo-cereal de color oscuro especialmente utilizado por estar libre de gluten)
  • 2 gramos de hierbabuena
  • 4 gramos de perejil
  • 12 gramos de tomate seco
  • 10 gramos de cebolla morada
  • 1 gramo de canela
  • 1 gramo de comino
  • 25 gramos de tomate cherry

Ingredientes para el aliño

  • 20 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 20 mililitros de zumo de limón
  • 4 mililitros de agua de azahar
  • 12 mililitros de zumo de naranja
  • 3 gramos de ralladura de limón
  • 4 hojas de hierbabuena
  • 2 gramos de sal

Elaboración:

  1. Cocemos el trigo sarraceno en agua con sal 20 minutos y enfriamos con agua fría para parar la cocción.
  2. Cortamos los cherry a la mitad y marcamos en una sartén.
  3. Picamos el tomate seco, la cebolla y la hierbabuena.
  4. En un recipiente ponemos todos los ingredientes y aliñamos. Removemos bien
  5. A la hora de servir el plato, decoramos con los cherry y las hojas de hierbabuena.

 

 

 

Fuente: http://espana.gastronomia.com/noticia/7150/receta-taboule-trigo-sarraceno
Aprende una nueva forma de preparar la quinua

Aprende una nueva forma de preparar la quinua

En el noveno capítulo de “El Reto del Chef”, el chef Diego Alcántara nos enseña a preparar un piqueo de quinua.

Entérate cómo preparar un piqueo de quinua con semillas de ajonjolí, huacatay, páprika y acompañada de panes pita.

¿Sabes que comer quinua es saludable pero no sabes una forma rica de prepararla? El Reto del Chef tiene una estupenda idea para ti: piqueo de quinua. En este capítulo, Diego Alcántara te enseña paso a paso cómo preparala con semillas de ajonjolí, hojas de huacatay, limón y páprika. ¿Y con qué puedes acompañarla? Los panes pita son una gran opción.

Fuente: http://elcomercio.pe/el-reto-del-chef/noticias/video-aprende-nueva-forma-preparar-quinua-noticia-1982886

Los cinco sorprendentes beneficios de la chía para la salud

Los cinco sorprendentes beneficios de la chía para la salud

En los últimos meses, hemos sido testigos del gran impacto que tienen algunos alimentos en la vida de todas aquellas personas que se preocupan por su cuerpo y, sobre todo, por su salud. Debido a ello, nos disponemos a presentar las semillas de chía, una planta que aporta innumerables beneficios para nuestra salud.

BY HOLA.COM

La chía es un superalimento que se presenta en forma de semillas, y pertenece a las plantas lamiáceas. Las semillas de chía se utilizan en muchos tipos de comida: ensaladas, asados, panadería e incluso repostería. Tiene múltiples beneficios y diversas propiedades que hacen de su composición una maravilla dotada de mil características.

¿Sabías que las semillas de chía son naturales de México, Nicaragua y Guatemala, y que antiguamente los aztecas las consideraban elementos mágicos? Los curanderos las recomendaban en muchas ocasiones para sanar ciertos problemas. Además también se aconseja a aquellas mujeres que se encuentran en estado de lactancia y, asimismo, previene enfermedades cardiovasculares.

Aunque, en este artículo, mencionamos los beneficios nutricionales de las semillas de chía, lo cierto es que este superalimento también es aconsejado por médicos por sus capacidades curativas. La obesidad, la diabetes, la osteoporosis, la anemia y el estreñimiento son males que pueden mejorar notablemente si la chía entra en la dieta de quien las padece.

chia2

VER GALERÍA

Las semillas de chía: sus beneficios

– Tienen un sabor agradable. Los granos de chía son de las pocas semillas que tienen un sabor suave y apreciable. Tienen un gusto muy parecido al de las nueces, aunque no idéntico.

– Poseen alto contenido en Omega 3. Este componente es un ácido graso vegetal que no sólo nos deja el pelo y la piel brillantes, sino que también es muy positivo para algunas células y órganos del cuerpo, además fortalece el sistema nervioso central.

– Ayuda a una profunda hidratación. Las semillas de chía absorben unas 10 veces su peso en agua, y por eso ayudan a deportistas a mantenerse bien hidratados.

– Controlan algunos antojos. Al poseer un alto contenido en fibra, las semillas de chía son excelentes a la hora de frenar el hambre aportando una sensación de saciedad durante un tiempo prolongado. Se recomienda su consumo por la mañana para aportarnos un poco de energía extra, y aunque son fáciles de digerir, mantendrán a raya aquellos antojos que nos hacen picar algo de comida entre horas.

– Fortalecen los huesos. El alto contenido de Omega 3 que hemos mencionado anteriormente, provoca que los huesos, y en especial las articulaciones, se vean menos inflamadas cuando comemos este superalimento…

Fuente: http://us.hola.com/cocina/2017040693134/sorprendentes-beneficios-chia-salud-hk/

Pan Sin Gluten de Trigo Sarraceno y arroz

Pan Sin Gluten de Trigo Sarraceno y arroz

Existe la posibilidad de preparar en casa un pan sin gluten sabroso, con enjundia y la textura de un buen centeno integral de masa madre. Si lo va a tomar un celíaco, ten cuidado con la contaminación cruzada.

 

El gluten, que hasta hace poco era una humilde proteína, se ha convertido en los últimos años en uno de esos temas sobre los cuales todo el mundo tiene una opinión. Existe un debate serio en el cual, para tranquilidad de todos, no entraremos aquí. Las razones para eliminar el gluten de la dieta son muy variadas, y van desde la celiaquía hasta una intolerancia leve. Y luego está también la gente que lo deja por estar a la moda, pero esa es otra historia.

¿Qué podemos hacer si, por la razón que sea, tenemos que dejar de tomar gluten pero queremos seguir comiendo pan? Si has tenido que dar este paso -tú o alguien cercano-, probablemente habrás recorrido panaderías, tiendas naturales y supermercados especializados buscando algo parecido al pan y mínimamente comestible. ¿Los resultados? Pues varían: normalmente son piezas con mucha química sintética (entiéndase conservantes, estabilizantes, aglutinantes, etc.), que no suelen tener ni buen sabor ni agradable textura. Y, por lo general, son muy caros.

¿Se puede comprar pan sin gluten elaborado en una panadería? Tendría que ser un obrador exclusivo para elaborar panes sin gluten, de lo contrario no podría garantizar la ausencia de gluten al 100%. Sin embargo, hay algunos hornos que se atreven con estas elaboraciones, que tienen mucho mejor sabor que las industriales pero solo son aptas para intolerantes -y no para celíacos- por la posibilidad de contaminación cruzada.

No todo son malas noticias en el creciente mundo de la panadería sin gluten. Actualmente hay gente implicada en el tema que, con resultados totalmente asombrosos, está trabajando y descubriendo nuevas formas de panificar sin esta proteína sabrosa y elástica: podéis mirar los blogs de Teba, ‘la chica de las recetas’ o de Jordi ‘mamá fermenta’ para haceros una idea.

Para regocijo de los panaderos caseros, me complace informar que hacer un pan sin gluten en casa es bastante asequible. Os presentamos hoy una fórmula a prueba de errores, sencilla, que contiene únicamente ingredientes naturales y da como resultado un pan de larga conservación, con todas las ventajas de la masa madre y que está bastante bueno.

No es la receta más elaborada ni la más refinada: es un pan más bien rústico, pesado, que se asemeja a un centeno integral de masa madre, con ese tipo de humedad interior, pero es una manera muy decorosa -e infinitamente más sabrosa que las industriales y refinadas- de renunciar al gluten y regalarnos, o regalar, una pequeña muestra amor celíaco (o intolerante).

Notas: los diferentes grados de intolerancia al gluten son muy importantes a tener en cuenta. Si estáis haciendo este pan para un celíaco, es fundamental que compréis sólo harinas con el sello Gluten Free y que no haya en vuestra cocina ningún rastro de esta proteína. En caso de que lo hagáis habitualmente o conviváis con la enfermedad celíaca, si elimináis del todo el gluten de vuestra cocina os será mucho más fácil.

El pan que resulta de esta receta es húmedo, muy húmedo. Si lo abrís recién horneado parecerá crudo. No os preocupéis, no lo está. Simplemente hay que dejarlo reposar y enfriar del todo. Al día siguiente estará mejor.

También es un pan que tuesta muy bien, por lo que es posible congelarlo cortado y tostarlo al momento de consumir. Otra buena idea es hacer el doble de la receta y congelarlo para una o dos semanas.

Ingredientes

  • 350 g de agua
  • 200 g de masa madre de arroz
  • 100 g de harina integral de arroz
  • 100 g de harina de trigo sarraceno
  • 160 g de almidón de maíz
  • 9 g de Psyllium
  • 8 g de sal
  • 3 g de levadura fresca
  • 60 g de mix de semillas

Total: 990 g

Preparación

Para la masa madre de arroz

En mi caso, utilicé una pequeña cucharada de masa madre de centeno como starter y la alimenté con 100 g de agua y 100 g de harina de arroz integral. Si refrescamos esta madre tres o cuatro veces más únicamente con harina de arroz y agua, pronto el centeno habrá desaparecido del todo. También existe la posibilidad, en caso de celiaquía, de iniciar una masa madre de arroz desde cero, lo cual tomará unas dos semanas. Para esta última opción recomiendo seguir los pasos del maestro Ibán Yarza, descritos aquí.

Una vez tengáis vuestra masa madre de arroz, guardadla en la nevera, dentro de un frasco con un orificio. La noche antes de hacer el pan, sacar del frío y alimentar con 100g de agua y otros 100g de harina de arroz. Dejar a temperatura ambiente.

Para la masa final

Mezclar en un bol el psyllium con 150 g de agua y dejar reposar durante 15 minutos.

Pesar todos los ingredientes secos, salvo el mix de semillas, y añadirlos a la mezcla de agua y psyllium. Añadir 200 g de la masa madre de arroz y el resto del agua poco a poco: la consistencia final es la de una masa muy líquida pero con cierto cuerpo. Se puede mezclar con la ayuda de un robot de cocina o a mano, en todo caso hay que asegurarse de que no quedan grumos ni partes de harina sin hidratar.

Una vez que los ingredientes se han integrado, añadir la mezcla de semillas que más os guste, mezclar y volcar en un molde aceitado.

Dejar fermentar hasta que la masa roce el borde del molde.

Hornear con vapor a 220ºC durante 10 minutos y luego bajar la temperatura a 190ºC hasta que el centro del pan marque 95ºC, en total unos 50 minutos. El tiempo concreto dependerá de vuestro horno, del grado de fermentación del pan y de la temperatura exacta que éste tuviera al entrar al horno.